SE BUSCA SUPERHEROÍNA PARA ACABAR CON EL MACHISMO FREAK

Soy tremendamente fan de las películas de superhéroes. Me da igual que sean de Marvel o DC, disfruto viendo a personas con superpoderes – o mucho dinero – intentando salvar el mundo una y otra vez. Y soy hombre – menudo cliché -. Y no me gusta que todos los superhéroes sean hombres. De hecho, me empieza a aburrir soberanamente. Me aburre que los mismos patrones masculinos sean los que protagonizan películas que sí, adoro, pero empiezan a ser repetitivas y carentes de novedades en un mercado cada día más copado. Me aburre que personajes tan interesantes como son los femeninos siempre queden relegados a un segundo plano. O incluso en una propia película de superhéroes tengan un papel de damisela en apuros – lo de Viuda Negra en ‘Vengadores: la era de Ultrón’ es de traca -. Me gusta que den pinceladas de su vida, que poco a poco vayan descubriéndolas, pero una cosa no es incompatible con la otra. Y creo que la sociedad está bastante preparada para películas protagonizadas por mujeres con poderes. Son más carismáticas, tienen un mundo interior muchísimo más amplio y, sobre todo, son más icónicas. Porque la gente lo que recuerda del Batman de Tim Burton es a la Catwoman de Michelle Pfeiffer – la de Halle Berry la podemos obviar mejor -. De V de Vendetta la actuación de Natalie Portman pasará a la historia. Y ya que la hemos mencionado antes, ningún personaje antes ha pedido tanto a gritos una película para ella sola como Viuda Negra.

Que sí, que no se puede pedir todo a la vez. Calidad, labor social y felicidad para todos es algo prácticamente imposible en el mundo de los blockbusters. Lo sé yo y lo sabemos todos. Pero el boom de las películas de superhéroes no es de ahora, sino de hace ya un lustro atrás. Y tiempo suficiente han tenido para replantearse la estrategia a seguir y aportar mucha más variedad con mujeres con capa roja más allá de la televisión. Porque sí, en televisión sí que se atreven. Es un medio más valiente, y a la gente le gusta. ‘Jessica Jones’, ‘Supergirl’ o ‘iZombie’ fueron estrenos que se ganaron a pulso el hacerse un hueco en el universo freak. Pero el cine aún no. Van sobre seguro. Y aquí tengo que mencionar gratamente a DC. Primero por el protagonismo que han dado con ‘Suicide Squad’ a Harley Quinn – tanto es así que se rumorea un Spin-off con ella y sus otras amigas villanas. Y en segundo lugar, por regalarle por fin a Wonder Woman una película que llega demasiado tarde para los planes que tenían para ella. Algo así como 10 años, para ser concretos. Pero eso no quita que se hayan atrevido antes de MARVEL a hacer por fin a una mujer – y a todas sus amazonas – protagonistas de un universo cinematográfico.

Quizás el universo freak está tan copado de hombres que pueden pensar que una película protagonizada por una mujer sería un fracaso. Todo muy lógico si es ese mismo universo el que pide a gritos algo así. ¿Acaso una niña no tiene derecho a ver durante dos horas largas a su superheroína favorita? ¿Y sin embargo sí lo tiene de ver a su princesa favorita? Justo ahora que la difusión de las creaciones cinematográficas tiene tanta relevancia, y que hacer viral algo es muy fácil, aprovechemos la oportunidad para empezar a cambiar cosas, y que una de ellas, sea esta. Qué queréis que os diga, estoy harto de ver a niñas con el vestido de Elsa de Frozen, y me apetece empezar a ver en carnavales a muchas Viudas Negras, Jessicas Jones, Catwomans y Batgirls. Quiero que dejen de sacar muñecas con profesiones sexistas y que una niña en el recreo se atreva a enfrentarse a un niño porque ella también tenga superpoderes. Y quiero que los hombres sean débiles en la pantalla. Que sufran, y que sean mujeres las causantes de ello. Que salven el mundo – que es lo que en la vida real pasa -, que se las reconozca y que se pongan el reto de dar a conocer mujeres de verdad, no simples iconos que para vender merchandising sirven. Directores de cine del mundo. Atreveos, sed valientes, apostad por ellas. Regaladles dos horas de placer cinéfilo y que sean las nuevas protagonistas del mundo superheróico. No seáis cobardes, que entonces pensaremos que muchas frustraciones las plasmáis en vuestras películas llenas de pectorales y abdominales con muchas dosis de testosterona. Que ellas también se merecen dar de hostias. Intelectuales, sobre todo.

David Marañon

Written by

De pequeño no sabía lo que quería ser, lo único que hacía era no perder el tiempo. Con casi 25 años actúo igual, sin profesión fija pero con ganas de hacer cualquier cosa.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *