PRINCESA POR SORPRESA 2 ( Crónica de una mañana anunciada… con Chenoa )

Estaba yo por la mañana tranquilamente sentada en una cafetería cerca de mi casa, desayunando y apurando para terminar trabajos que tenía pendientes porque he pasado el puente en Barcelona reencontrándome (como toda España) con OT1. La gente comentaba las noticias del día: la cobra de Bisbal a Chenoa, la no cobra de Bisbal a Chenoa, y el f****** calor que hace para ser noviembre. Sonido de vajilla, la cafetera poniendo la leche a la temperatura de la lava y yo trabajaba y pensaba en qué ministros van a componer el gobierno que nos va a anunciar Rajoy esta tarde porque soy hipster de corazón.

De repente, en todo el aborigen (credits to David Bisbal <3) de la cotidianeidad de nuestras vidas, se han presentado en un microsegundo varias cámaras de TV y reporteros en la puerta y tras ellos la protagonista de la semana… Chenoa ha entrado a la cafetería a refugiarse de los inquisidores periodistas, ha charlado un rato con casi todos los humanos que había dentro del bar, y ha vuelto a salir por donde había entrado. El quid de la cuestión es que uno de los intrépidos reporteros ha entrado a preguntar por ella a los 5min, a descubrir si se había escondido en el almacén y a sugerir a los camareros que pusieran Telecinco. Una vez puesto el canal todos hemos podido ver cómo ese mismo reportero y algunos otros le preguntaban a ella desde la puerta de su casa hasta la de la cafetería sobre el tema del mes (todo parecía un capítulo de Black Mirror con la tecnología volviéndonos idiotas), hemos visto cómo ha quedado zanjado y cómo ya no había nada más que preguntar y AÚN ASÍ ese chico seguía buscándola por almacenes. Ha conectado en directo, ha entrado, ha preguntado si de verdad Chenoa se había ido y yo me he quedado loca pensando… PERO QUÉ NOS PASA, ESPAÑA.

Me parece bien el entretenimiento banal, soy la primera en practicarlo y en defenderlo. Pero todos los debates, comentarios y actitudes suscitadas a partir de la dichosa “cobra” están siendo un termómetro preocupantemente maravilloso de esta sociedad. Una relación que todos vivimos en su día como nuestra, que terminó, que sus protagonistas asumieron como terminada más tarde o más temprano y que nosotros (que no la hemos superado) nos empeñamos en querer que vuelva. Y, para pedir que vuelva, qué mejor que hablar durante 11 años de una mujer “destrozada, sola y rechazada” y de un hombre “exitoso, seguro de sí mismo y emocionalmente satisfecho”. Y qué mejor escenario que imágenes frescas de la interpretación de aquella canción que nos descubrió su relación. Parece que ella intenta besarle y él la rechaza y hay dos opciones (miento, tres): 1.- Contrastar y confirmar; 2.- asumir que es algo que no debería importarnos; 3.- pasar de la realidad y abandonarnos a lo fácil que es dar por hecho que ella quiere volver (porque cómo va a estar feliz y tranquila sin un hombre como él a su lado) y pedirle a él eso de “Bisbal, vuelve con Chenoa”.

source

Pues yo, esta mañana, mientras el reportero pedía mirar en el almacén, he pensado que ojalá Chenoa saliendo de una caja de CocaCola y diciéndole (a él y a España) que se comprara una vida (credits to Isabel Pantoja), que se puede ser feliz siendo una mujer de 41 años sin pareja, con pareja, con un perro, con tres gatos, profesionalmente satisfecha, personalmente completa y que es el momento de que España supere lo que ella pareció superar hace mucho tiempo y avance hacia una sociedad que destaque el par de ovarios que le echó sabiendo que les veían millones de personas por encima del topicazo casposo y machista de la mujer sola, triste y rechazada.

Pero temo que ni aún así serviría para que se dejase de comentar, así que he preferido pedir a mis amigos que si alguna vez el amor de mi vida me deja, lo hace público sin consultarlo conmigo y me quedo yo teniendo que dar explicaciones durante 11 años, no le pidan después que vuelva conmigo.

You may also like...

14 Responses

  1. Cruz dice:

    Plas plas plas. Me ha encantado tu artículo. Mejor que el de la mayoría de los que he leído hasta ahora y no eres periodista.

  2. Rebeca dice:

    Estoy tan de acuerdo contigo… el punto de vista de todo esto es TAN loco…me parece tan bajo dar por hecho que una mujer como ella, en ese momento, delante de medio país, iba, tan siquiera a pensar en hacer algo así. Me parece machista y de muy poca vergüenza poner en duda su profesionalidad y educación. Una profesionalidad que lleva demostrando y trabajando tantos años, contra tantos prejuicios. Tengo mucha rabia con este tema porque me parece eso, una falta total de respeto hacia ella.

  3. CMN dice:

    ¡Cuanta razón!
    En España lo único que les interesa es el MORBO puro y duro de las cosas aunque no sea verdad!
    Muy buen artículo.

  4. Montse dice:

    Fabuloso articulo plas plas no lo hubieramos expresado mejor

  5. Esmeralda dice:

    Buenisimo articulo con una gran verdad,que pena que la gente se divierta a costa de dejar mal a los demas y luego nos asustamos por que los niños acosan en el cole si lo practican los mayores por la tele,verguenza de pais,si mirasen mas por nuestros derechos y menos por acosar otro gallo nos cantaria.Gracias por darte cuenta de como se sintio Chenoa.

  6. pablo lozano dice:

    Queremos la tv . para hacernos famoso, pero después de utilizarlo y de lograr nuestro objetivo y cuando invade nuestra vida privada, ya son los malos; eso pasa con todos. Deben asumir que la tv y la fama es una daga

    • Cris Iraberri Cristina Iraberri dice:

      El problema que intentaba destacar es la diferencia de trato y valoración pública hacia una mujer y un hombre, obviamente el tema de la prensa del corazón es ineludible pero tampoco la han utilizado nunca en este caso para difusión propia. Gracias por leerlo! 😉

  7. Carmen dice:

    Chapó! Al fin una profesional de la comunicación coherente y sensata. Lo has clavado

  8. Jose Baco dice:

    Bueno articulo, ti saludo Cris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *