CÓMO SABER SI TU PAREJA YA VIVE CONTIGO

Parece una cuestión sencilla pero no lo es. Es difícil determinar el momento exacto en el que tu pareja, tu amante o tu no novio se ha instalado por completo en tu casa, cosa que va haciendo poco a poco para no levantar sospechas. Desde HAUL te mostramos algunas claves para saber si tu pareja se encuentra en ese proceso de invasión por si quisieras llegar a evitarlo (aquí ya cada uno que tome la decisión que estime oportuna).

Duerme mucho en casa

El hecho de que duerma más en tu cama que en la suya es uno de los primeros y más evidentes síntomas. La excusa de ver una peli o el capítulo de una serie a la que os habéis enganchado juntos es lo que motiva el hecho de que esté en tu casa hasta la madrugada, propiciando así dormir juntos (pues no es plan de que vuelva a casa a altas horas de la madrugada). Si esto se convierte en una rutina ve comprando más leche y pan para tostadas, pues se avecina convivencia conyugal en menos que canta un gallo.

photo

Hacéis la compra juntos

Es bonito que se preste a acompañarte al súper para ayudarte con la compra pero esto puede suponer un arma de doble filo, pues seguramente escojáis productos que os gusten a ambos, por eso de compartirlos “por si se queda a comer”. Para rematar, si compráis dos champús porque uno tiene el pelo liso y el otro rizado o si le decís al charcutero que corte el jamón york de dos maneras diferentes (más fino por un lado y más grueso por otro) tendrás que admitirlo: ya no hay vuelta atrás. Tu novi@ ha llegado para quedarse.

Objetos suyos en tu casa

El hecho de que pase tanto tiempo en casa da lugar a que tu compañer@ de vida (que bonita esta expresión, eh) vaya dejando objetos personales por los distintos habitáculos de tu hogar. Un pijama bajo la almohada o un cepillo de dientes en el cuarto de baño (productos de primera necesidad) son los primeros síntomas de que la cosa va para largo. Ya si encuentras su colección de juegos para la play o su kit más existencial de maquillaje empieza a a hacer hueco en el armario.

Tiene una copia de las llaves ‘por si acaso’

El día aquel en el que decidiste entregarle un juego de llaves por si algún día tú te las dejas accidentalmente dentro de casa no sabías lo que estabas haciendo en realidad, pues la traducción de este bonito gesto es “puedes venir cuando quieras”. Y así es. Como Pedro por su casa tu pareja se permite la licencia de entrar y salir cuando le place, recoge tu correspondencia y hasta habla con los vecinos, esos que ni tú mism@ soportas. Ains, es tan maj@…

theOC

Pagar la mitad del alquiler

A ver, si estás ya en este punto y aún no te has dado cuenta es que necesitas 100.000 señales para abrir los ojos y ver que tu pareja YA VIVE CONTIGO. Estás tan despistad@ que lo mismo ya te ha pedido matrimonio y tú aún no te has enterado. Ya compartís gastos, hacéis juntos la colada e incluso se ducha allí todos los días, ¿necesitas que te hagan un dibujo para que lo entiendas?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *