Cenas Navidad. Buzz Andersen
Cenas Navidad. Buzz Andersen

CENAS DE NAVIDAD: CÓMO SOBREVIVIR A UNA NOCHE DE DESCONTROL

Queramos o no, la Navidad está a la vuelta de la esquina. Este mes de diciembre se convierte en una auténtica locura de cenas y comidas de celebración ya sea con amigos, familia o compañeros de trabajo. Las brillantinas, los taconazos, las corbatas… salen a pasear y nos vemos obligados (o encantados, según el caso) a pasar por el aro de los menús navideños. A veces, hasta a acabar la noche con espumillón colgado del cuello.

Pero, ¿en estas noches de descontrol cómo se puede sobrevivir manteniendo la dignidad intacta? En Haulmag queremos darte algunas claves para que la diversión no se convierta en vergüenza al día siguiente. Y es que con esto de las redes sociales, la cosa puede irse de las manos antes de que nos demos cuenta.

Cenas de empresa: danger!

Hace semanas que la fecha está escogida. Te has comprado un modelito para ese día estar especial. Has reservado parte de tu presupuesto por si te toca volver en taxi. Todo listo. Eso sí, no te olvides el autocontrol en casa. Especialmente si a lo que te enfrentas es a una noche con tus compañeros de trabajo y tus jefes. El ambiente invita a estar más relajado y generar unas conversaciones más cercanas y amigables… pero no hagas nada que al día siguiente en la oficina no quieras recordar.

Si eres de los que un par de copitas de vino se le suben a la cabeza en menos de lo que dura un pestañeo, opta por otra bebida que te permita mantener tus sentidos alerta. Si nunca has pelado un langostino con cuchillo y tenedor, será mejor que no elijas esa noche para comenzar tus prácticas. Quizás lo que hace un momento tenías en tu plato, ahora está en la camisa blanca de tu jefe dejándole un recuerdo imborrable.

Party. Cenas Navidad by Giphy

Party. Cenas Navidad by Giphy

¿Cuando sales sueles convertirte en el rey de la pista? No seremos nosotros quienes te quitemos esa pasión que te hace moverte como si fueras concursante de Fama. Eso sí, valora la posibilidad de que en ciertos entornos podría ser raro. Y por supuesto, lo más importante: Si te gusta algún compañero de trabajo, no descartes esa noche como la ideal para dar el paso, pero elige bien el momento y la forma, no vaya a ser que la apasionada historia se convierta en drama.

Cenas de amigos: be careful!

En las típicas cenas de Navidad con amigos, los riesgos quizás sean otros muy distintos porque ellos ya están acostumbrados a tu forma de divertirte. Será muy difícil que les sorprendas esa noche. La principal recomendación es: controla las fotos que tus queridos colegas publican al día siguiente en Facebook mientras tú estás aún durmiendo. Intenta que no sean demasiado ridículas, ni demasiado explícitas, ni demasiado homenaje al alcohol. Decide la imagen que quieres que se vea de ti.

Cenas Navidad. Kats Weil. Unplash

Navidad. Kats Weil. Unplash

La mejor opción es tener un filtro para que seas tú el que decida en las cosas que apareces etiquetado y las que no. Haznos caso, te salvará de muchos momentos con la cara roja. Además, controla también la nueva moda de los locales de tener fotógrafos que captan cómo se divierten (y desfasan) los que acuden allí… Si ves un flash cerca, huye o posa como si fueras un angelito.

Y por último volvemos al tema amoroso. Si has escogido esta noche para lanzarte con ese amigo especial, asegúrate bien de elegir el momento y lugar oportuno para que el resto de tus colegas no se conviertan en espectadores de lujo.

Cenas de familia: help!

Y llegamos a un clásico… las cenas y comidas navideñas de familia. Suelen producirse en las fechas clave como Nochebuena, Nochevieja, Navidad, Año Nuevo… son días de paz y amor, de reencuentros… ¡y de discusiones! Sí, amigo. No creas que lo que ocurre en tu casa es especial. Las peleas navideñas son un clásico de todas las familias y serán un must por siempre jamás. Por eso, yo evitaría temas polémicos que no van a provocar ningún punto de acuerdo, sino más bien una oleada de conflicto que hará que se te atragante el turrón.

Con la familia, no hay nadie mejor que tú para saber lo que hacer en estas cenas de Navidad porque cada una tiene su estilo y variará mucho en función de los asistentes. Pero, por norma general, lo más importante es no perder de vista que es un momento para pasarlo bien y dejar a un lado lo que nos separa.

Con todos estos consejos creemos que ya estás listo para afrontar las cenas navideñas. No te olvides de compartir si te ha gustado y sobre todo… ¡Feliz Navidad!

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *