TVE CUMPLE 60 AÑOS. EN BUSCA DEL ESPECTADOR PERDIDO

Hablar de los 60 años de vida de TVE se me antoja complicado. Obviamente no estuve en el momento de su nacimiento aquel octubre del 56 y mis primeros recuerdos de la cadena pública vienen marcados por programas familiares como ‘¿Qué apostamos?’, noches de humor con ‘Martes y 13’ o series históricas como ‘Verano azul’ (que yo veía una y otra vez esperando a que Chanquete no muriera. No sé, debía pensar que cada reemisión cambiaban las tramas). Pero lo que más me llamaba la atención era ver cada sábado al gran Chicho Ibáñez Serrador (aunque yo por aquel entonces no era consciente de su grandeza como artista) ¡hablando con un perro! Eran unos pocos minutos que precedían al programa ‘Un, dos, tres…’ y ¡que nadie me despegara de la pantalla mientras el perro hablaba! Difícil olvidar también que había una mujer con acento italiano que te llamaba a casa y tenías que responder “Hola Raffaella” al descolgar para que te diera un suculento premio.

Pronto me fui familiarizando con una televisión a pesar de la dura competencia con la que llegaban las cadenas privadas. Para mí TVE era sinónimo de ‘familia’ reflejada en series como ‘Pepa y Pepe’ o los formatos ya mencionados. Viví con euforia la primera edición de ‘Operación Triunfo’ y supe definitivamente que quería ser guionista devorando series como ‘Gran reserva’. Gracias, por cierto. Pero los éxitos de TVE han ido descendiendo con el paso de los años, causa quizás por un deterioro televisivo al no saber adaptarse a la actualidad. Bien es cierto que hay programas que triunfan en antena actualmente, como puede ser el reciente caso de ‘MasterChef Celebrity’, pero siendo objetivos hay que decir que TVE no se encuentra en su mejor momento, acusada por un desgaste constante no solo en audiencia, sino en calidad.

Television Espanola cumple 60 años mirando hacia adelante

En honor a su 60º cumpleaños TVE tira la casa por la ventana celebrando un gran evento que fusiona lo documental con el más sentido y puro espectáculo, demostrando que cuando se quiere se pueden hacer bien las cosas (ya no hay excusas para decir que España no está preparada para organizar un Festival de Eurovisión). Se pueden hacer grandes galas si se ponen en buenas manos, claro (no es de extrañar que Gestmusic sea culpable de tal magnitud). Todo ello engalanado con un aire de nostalgia para hacer honor a 60 años de una vida llena de éxitos. Y ahora que sabemos que TVE no se ha olvidado de hacer las cosas bien pidamos…

Pidamos que se apueste como antes por la ficción propia. Pidamos que no se deje perder tan fácilmente lo que les funciona (véase ‘En la tuya o en la mía’, ‘Amar en tiempos revueltos’ o incluso ‘OT’). Pidamos que los servicios informativos sean informativos (es tan decepcionante tener que exigir algo así…). Pidamos una televisión de calidad que acabe con el mal sonido o los focos fluorescentes en las galas en las que se elige a nuestro representante en Eurovisión (por poner solo un ejemplo). Pidamos que vuelvan los días de gloria de la cadena, fruto de un trabajo minucioso en cada uno de sus formatos (y no hacer las cosas deprisa y corriendo). Pidámosle constancia y paciencia para asumir que no será fácil recuperar los espectadores perdidos. Pidámosle amor a la televisión.

Los días de gloria de TVE están a la vuelta de la esquina.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *