LA VERGÜENZA DE SER RICO

Me suelo pasar el día viendo vídeos en youtube de gente de todo el mundo, hace unos días viendo un vídeo en el canal de Jeffree Star enseñando su nuevo BMW y el de una chica que enseñaba su mansión, me di cuenta de la diferencia de relación que tenemos los españoles respecto al dinero en comparación con otras culturas.

Desde que era pequeño me han inculcado tener una relación con el dinero de secretismo, no sabía lo que ganaban mis padres y cuando lo supe yo ya tenía asimilado que eso era una cosa personal que no se podía contar. En España, la gente incluso siendo personajes públicos que están acostumbrados a que sus aspectos de la vida más privados sean públicos, se muestran reacios a hablar sobre el tema económico si no es con sus personas más cercanas. Aspectos económicos como pueden ser las deudas o los créditos no se ven de manera positiva y más bien como algo pernicioso o adverso de las cuales nos avergonzamos como pasa con el tema de preguntar por los ingresos o el salario que se ve como una muestra de mala educación.

El caso más cercano que conozco y bastante representativo es el caso de los youtubers. Cuando los creadores de contenido ya tienen un cierto nivel de popularidad sus ingresos se incrementan de manera bastante notable y dejando de lado que el tema ha cogido morbo y los medios de comunicación se han vuelto insistentes incluso pesados en preguntar sobre cuanto gana un youtuber y que las ganancias no son las mismas en nuestro país que en EEUU , en España no vemos vídeos mostrando mansiones o coches deportivos (y hay youtubers que ganan para permitírselo).
En contraposición a este comportamiento, encontramos países como Estados Unidos en el que el dinero es un tema común y normal del cual se habla y la gente pregunta por el nivel de ingresos de otra persona sin ningún tipo de prejuicio. Cuando se tiene un estatus económico elevado en culturas de corte más capitalista, se muestra sin ningún tipo de remordimiento y se da como algo natural y como el resultado del esfuerzo y del trabajo duro.

¿Por qué nos comportamos así? ¿Por qué no nos gusta mostrar nuestra estatus?, la respuesta es difícil y diversa. Podemos encontrar varias razones para explicar este suceso social.
El primero sería la religión. Para la religión católica el dinero o las deudas en abundancia no está bien visto, si leemos la biblia encontramos escritos como: ”El dinero es muy engañoso ” o ”el dinero sirve para comprar cosas básicas como comida y medicamentos ” . Es curioso también el tema de las deudas ya que la biblia exige vivir dentro de tus posibilidades y advierte de “el que toma prestado es siervo del hombre que hace el préstamo” (Proverbios 22:7). Otro motivo podría ser los diferentes grados de aceptación del capitalismo o la aversión al riesgo de qué alguien quiera robarnos.

Personalmente no se muy bien cual es la mejor postura respecto al dinero, pero me atrevería a decir que lo mejor es tener un término medio manteniendo una relación natural con el dinero sin tener miedo a hablar sobre él sin cruzar los límites de la indiscreción.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *