David Delfín | HAUL
David Delfín | HAUL

EL AMOR DE DAVID DELFÍN

Esto que vas a leer no es un obituario cualquiera. No quiero alabar el arte de David Delfín. No soy crítico de moda ni comentarista de la prensa rosa, aunque no será por falta de ganas. De lo que he venido a escribir es sobre el amor, pero no el amor de las películas (esas donde siempre todo termina bien y se casan y tienen unos hijos maravillosos y terminan haciendo una cena con perdices como plato principal… ¿por qué las perdices son el ave del amor? sería más lógico si fueran ostras o yo que sé, palomas…). Divagaciones aparte, todos estábamos esperando las primeras palabras de Pelayo Díaz tras la muerte de David Delfín. Y no ha podido ser más bonito y desgarrador a la vez. Esto es lo que ha dicho:

Cuando hablabas se me paraba el mundo, cuando me tocabas se me paraba el corazón pero cuando me miraste con aquellos ojos por primera vez me robaste el alma David… Te has llevado un buen pedazo de mí contigo, amor de mi vida. Solo puedo decirte, una vez más, gracias. Siempre tuyo.

Y se nos ha roto el corazón solo con la última parte del mensaje. Su relación terminó y me interesan bien poco los motivos. A todo el mundo nos deberían interesar poco, pero los salseos nos dan la vida y ahora todos los programas querrán saber cómo está Pelayo y cómo está superando esto tan jodido de perder a alguien a quien amaste con todo su corazón.

David Delfín | HAUL

El post en Instagram de Pelayo (@princepelayo)

Pero, ¿no perdemos todos a alguien a quien amamos con todo nuestro corazón cuando nos dejan o dejamos a alguien? ¿No nos estamos enfrentando a una pequeña muerte? Cuando has amado con todas tus fuerzas y el amor acaba, sientes como un vacío dentro de ti que no te deja respirar. Es como si tu corazón de repente se olvidara de latir, como si, de repente, se saltara uno de los latidos, porque todo ha perdido el sentido. Hay algunos que estamos acostumbrados a amar con todas nuestras capacidades y seguimos haciéndolo aunque nos hayan hecho todo el daño posible del mundo.

El amor nos llega y, a veces, se va. Es el drama de la vida moderna. En un mundo donde todo es efímero, el amor y las relaciones se han convertido en algo pasajero. Pero, volverán las oscuras golondrinas, el amor siempre vuelve. Tiende a vencer entre el odio. Cuando ha pasado un tiempo tras una ruptura, empiezas a romantizar (en el sentido literario) los momentos vividos. Los atesoras, los guardas con cariño, los recuerdas con una sonrisa. Es un proceso largo y doloroso, porque claro, nadie dijo que fuera fácil.

Volvamos a Pelayo

Y esto es lo que le pasa a Pelayo. Él ya no era la pareja de David, aunque seguían siendo los mejores amigos, confidentes, consejeros, llamadle como queráis. No me importa si se dejaron de hablar durante un tiempo. Ya he dicho que los cotilleos no me interesan en este tema. Parece ser que ellos dos mantuvieron la relación y seguían hablando. Parece ser que Pelayo siempre estará enamorado de David. Saber valorar el amor que un exnovio te dio es algo que todos deberíamos aprender. No es un asunto fácil, porque el rencor llega y es fácil apartarlo del camino. Pero si algo podemos sacar de toda esta gran historia de amor moderna es que el amor siempre gana. David siempre quiso a Pelayo. Pelayo siempre quiso a David. Triunfó el amor, aunque sea una historia con final triste y nadie se atreva a convertirlo en película.

El texto íntegro de Pelayo:

David, has sido la persona más maravillosa que he conocido en mi vida. Te vas pero me dejas tantos recuerdos felices, tantas risas juntos, tantas miradas cómplices, tantos viajes, tantos momentos secretos. Siempre tirando de mi mano, siempre abrazándome antes de que te lo pidiera.
Todos saben que tenías un gran talento pero eras aún más especial como persona. Has unido a tanta gente, gracias a ti somos tantos los amigos que nos hemos conocido y que nos queremos porque tú nos presentaste. Te voy a recordar siempre, nunca te voy a olvidar Tesoro mío. Mi Teniente, mi Capricho Andaluz, mi Nobody. No encuentro el significado a tanto dolor. No entiendo qué sentido puede tener que alguien como tú nos deje tan pronto. Eras valiente, fuerte y no temías a nada ni a nadie. Y cuanto me has enseñado sin que te dieras cuenta pero he tomado nota de todo David.
Cuando hablabas se me paraba el mundo, cuando me tocabas se me paraba el corazón pero cuando me miraste con aquellos ojos por primera vez me robaste el alma David… Te has llevado un buen pedazo de mí contigo, amor de mi vida. Solo puedo decirte, una vez más, gracias. Siempre tuyo. No-one 👑💕🐬 #davidelfinforever

Xavier Rodríguez

Written by

Zurdo de nacimiento. Melómano por necesidad. Comunicador por vocación. Se me fue la pinza y tengo un canal de Youtube donde explico mis miserias.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *